Malibú Beach Club Ibiza

en

Hoy recordamos una de nuestras visitas gastronómicas de este verano. Malibu Beach Club Ibiza, el emblemático establecimiento situado en la maravillosa Playa de las Salinas, en la isla Pitiusa.

Este ‘Beach Club’ se convierte en un clásico verano tras verano para todos los visitantes de la isla, habiendo notado en este último viaje la pérdida de exclusividad que le caracterizaba hace unos años.

A pesar de pagar peaje por la entrada al parque natural donde se encuentra enclavado (6€), la playa está demasiado masificada. En el restaurante aconsejamos reservar en la planta de arriba para gozar de mejores vistas y de un ambiente más exclusivo.

Es uno de esos sitios que todo el mundo debería visitar una vez. La playa es una gozada y se respira naturaleza. Una pena que la playa esté que no cabe una toalla. La reserva de hamacas se convierte, más que en una opción, en una obligación si queréis pasar una mañana agradable. 15€ por hamaca. Un precio que difícilmente encontrarás en la isla, de ahí que sea fácilmente accesible para todos. Aconsejable ir en Junio o finales de Agosto.

Y ahora, cedemos el turno al restaurante.

En estos sitios de playa es difícil disfrutar de un buen arroz y esta vez este “gran” arroz con bogavante superó nuestras expectativas. Totalmente recomendable a pesar de que los precios son bastante elevados (56€/ración). Obviamente, no estás pagando solo la calidad del producto, sino también el lugar, la exclusividad y la línea que sigue Ibiza en este últimos años.

Eso sí, las raciones son más que generosas. Con dos raciones comen 3 personas como mínimo.

A este sitio hay que venir a pedir arroz o platos al centro para compartir, si no quieres que la cuenta se te vaya de las manos y la cornada sea monumental. Los precios elevados no empañaron una comida agradable.

Aquí el ticket medio no baja de 50€-55€ por persona para una comida sin tirar cohetes. Por suerte, todo estaba riquísimo. Esto es lo que tiene Ibiza. En la isla todo se paga, señores.

– El equipo de FoodieViajeros –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *