Maguro Square Sushi

en

Si en nuestra primera visita a Maguro, salimos con la firme convicción de estar ante una de las aperturas más prometedoras de la ciudad (con apenas 3 meses de vida y sin estar apenas rodados), con la cena de anoche comprobamos que Sergio Roldán y compañía van muy enserio. Y es que los más de diez años de bagaje en Enso Sushi (para nosotros el mejor japonés de Murcia) le han llevado a dar el salto para ofrecer la tercera opción que necesitaba Murcia, tras Enso Sushi y Kokoro Gastro Sushi, situándose muy lejos de estos tres el resto de ‘sushi store’ de batalla que hay por ahí.

Un local coqueto y sencillo, situado en la Plaza Mayor de Murcia, que cuenta con una larga barra que incita a planes más informales y dónde podrás disfrutar viendo todas las elaboraciones hechas al momento.

La evolución, en menos de un año, ha sido cojonuda, habiendo mejorado las piezas más correctas de la carta y afianzando las más brutales, como sus Uramaki Maguro y sus Niguiris de Ventresca de Atún, sin hablar de sus imprescindibles cortes de sashimi.

Fuerte apuesta por el producto y precios ajustados para el público murciano, sobre todo este último aspecto, pues cuesta asumir que en este tipo de cocina hay que rascarse el bolsillo.

Aquí tienen las ideas claras y cuentan un equipo que sabe el producto que tiene entre manos y la cocina que desarrollan y, en ese sentido, te asesorarán si andas perdido, aunque cada vez más nos vamos familiarizando con las creaciones japo-mediterráneas.

Una carta de vinos demasiado ajustada, llena de referencias de nuestra Región y que, poco a poco, esperamos que vayan ampliando para subir el nivel.

Aquí el ticket medio se mueve en torno a los 35 € por persona, pidiendo a carta “a todo tren”, precio más que competente para la calidad que ofrecen. En Murcia, si todo propietario de un restaurante logra afinar al máximo la relación producto-precio, como aquí lo han hecho, tiene garantizado su éxito en la ciudad.

Somos afortunados por tener en Murcia a un maestro como Sergio Jordán y poder disfrutar de sus creaciones a un precio tan irrisorio.

Fachada del restaurante

Carta

Carta

Local

Gyozas de cerdo

Uramaki Roll Maguro de ventresca de atún. Rellenos de aguacate, langostino, foie y reducción de vino de Oporto. Absolutamente imprescindibles. Seña de identidad de toda la carta. No mezclarlos con soja si no queréis ‘matar’ su sabor. Ya llevan su propia salsa.

Uramaki Roll de atún rojo picante. Francamente mejorables. Pieza muy pequeña y con un sabor muy plano. Apenas se aprecia el atún.

Uramaki Roll de Gamba Crujiente. Relleno de tartar de salmón, langostino empanado, aguacate, ikura (huevas de salmón) y crujiente de remolacha. Una pieza acononante. CUMBRE.

Uramaki Roll de Gamba Crujiente

Makis Roll de Salmón

Niguiri de pez limón con pasta de trufa blanca y esferificaciones de trufa

Niguiri de solomillo de ternera con huevo de codorniz. Cada vez más refinados. De las mejores piezas de la carta.

Niguiri de atún toro. Con sus vetas de grasa, cuanta más, mejor. ABSOLUTAMENTE CUMBRE.

Futomaki Roll tempurizado de cangrejo real, queso cremoso y atún. OBLIGATORIOS.

Futomaki Roll empanado estilo japonés. Rellenos de tartar de atún, aceite de sésamo, queso cremoso y salsa kabayaki. CORRECTOS. Lo mejor de esta pieza es la salsa kabayaki dulzona hecha a base de anguila que está de muerte. Es la salsa roja que se aprecia en el centro de cada pieza.

Montadito al estilo Maguro de atún, huevo de codorniz y salsa kimuchi. Magnífico para acabar. 

El toque picantón de la salsa kimuchi lo hace aún mejor.

  • FECHA DE LAS VISITAS: Noviembre 2018 y Enero 2019.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *