LO MEJOR DE MILÁN. Planes, consejos y recomendaciones gastronómicas.

en

10 COSAS QUE VER Y HACER EN MILÁN

Milán, la ciudad de la moda y de las compras. Una ciudad que, a pesar de estar para muchos de vosotros en un segundo plano por la belleza de ciudades como Roma, Florencia, Venecia o Nápoles, la consideramos como una ciudad perfecta para una escapada de fin de semana, teniendo en cuenta las numerosas ofertas de vuelos que hay desde todas las ciudades de Europa. A continuación os dejamos una lista de las cosas que ver y hacer en Milán basándonos en nuestro viaje a Milán de 4 días.

  1. Subir al tejado de la Catedral de Milán para ver de cerca sus espectaculares esculturas y agujas de mármol, y contemplar sus bonitas vistas a la ciudad.
  2. Pasear por el Corso Como, la calle más famosa de la moda de Milán.
  3. Visitar la Iglesia Santa María delle Grazie para ver “La Última Cena” de Leonardo da Vinci.
  4. Tomar un café en “Illy Caffè Milano” (Via Monte Napoleone, 19). Probarás el mejor café italiano en el mejor ambiente.
  5. Tomarse un café en la histórica Café Biffi de 1867, en la Galleria Vittorio Emanuele.
  6. Recorrer la Galleria Vittorio Emanuele II. El salón lujoso de Milán.
  7. Visitar el Teatro alla Scala.
  8. Buscar un hotel bueno, bonito y barato en Milán no es fácil. Nosotros nos alojamos en el NH Milano Touring.
  9. Visitar el Castillo Sforzesco.
  10. Comer buenos platos de pasta en el “Pasta Fresca da Giovanni” o en “Pasta d’Autore”

RECOMENDACIONES GASTRONÓMICAS

Sabéis que allá donde vamos, hacemos un análisis de los restaurantes que merecen la pena visitar. Esta vez, seleccionamos una serie de locales tanto para poder disfrutar de los mejores cocktails y aperitivos italianos, como el Martini, Aperol Spritz o el Campari, así como para disfrutar de una buena comida o cena en el mejor ambiente milanés. Si estás pensando viajar a Milán a pasar unos días, no dudes en tomar en cuenta alguno de los sitios que te recomendamos. ¡No fallarás!

  • ¿DÓNDE TOMAR EL APERITIVO?

APEROL TERRAZZA (Piazza Duomo, Milán). El principal atractivo del local está en la terraza con vistas a la plaza y a la catedral del Duomo, el lugar más turístico y que más impresiona de Milán. Dignas de contemplar. ¡Ojo, por que no hacen reservas!, por lo que que conviene acudir pronto para evitar las colas. Sin duda, la especialidad es tomar el famoso Aperol Spritz, acompañado por unas patatas fritas caseras que sirven en unos conos de cartón recién hechas, pero también podrás probar numerosos cocktails que elaboran a diario con este tipo de bebida, e incluso si lo deseas, quedarte a comer las delicias que encontrarás en su carta.

MARTINI BAR DOLCE & GABBANA (Corso Venezia 15, 20121, Milán). En medio del Cuadrilátero de la Moda de Milán, la intersección de Corso Venezia con Vía della Spiga esconde un rincón que en realidad es un secreto a voces. El Bar Martini de Dolce & Gabbana constituye un espacio único e íntimo donde tomar el aperitivo.

  • ¿DÓNDE COMER O CENAR?

MARGHE PIZZA (Vía Adore 26, 20135, Milán). Debería ser pecado ir a Milán y no pasar por Marghe Pizza. No admiten reservas en este local, de ahí que haya cogido una fama tremenda para degustar unas de las mejores pizzas de la ciudad. Aconsejamos acudir 15 minutos antes de la apertura del local, tanto si es para comer, como para cenar. De lo contrario, te resultará muy difícil encontrar mesa. En cuestión de unos minutos el local se llena.

GENNARO ESPOSITO MILANO (Via della Commenda 43, 20122, Milán). Pizzería y cocina típica napolitana. Se trata de una pizzería de barrio donde te sentirás como en casa. Las pizzas están elaboradas al horno de leña, al más puro estilo napolitano. Se encuentra a unos 10 minutos andando del centro de Milán. Tiene una amplísima carta de pizzas y la pasta la cocinan a la perfección.

PREMIATA PIZZERIA (Alzaia Naviglio Grande 2, 20144, Milán). Premiata Pizzeria es un restaurante pizzería ubicado en la zona de Navigli Grande, con jardín y terraza al aire libre, donde podrás degustar la verdadera pizza napolitana cocinada en horno de leña, hecha con harina “dop” y reconocida por la Asociación Verace Pizza Napolitana. Para los más curiosos, se trata de una asociación cuya misión es proteger y promover la verdadera pizza napolitana en Italia y en el mundo. Esta pizzería es un punto de referencia para cualquiera que busque una excelente pizzería en Milán.

TARTUFI & FRIENDS (Corso Venezia 18, 20121, Milán). El paraíso de la trufa en Milán. Un lugar único donde no solamente podrás disfrutar de platos elaborados con trufa (tanto blanca como negra), sino también una variedad de las mejores delicias culinarias de Italia. Un lugar ideal para una comida rápida o para disfrutar de un restaurante de primer orden en pleno centro de Milán, en el que los comensales pueden degustar una gran variedad de platos sencillos y exquisitamente elaborados en un ambiente elegante y retro.

  • HORA DE TOMAR EL MEJOR HELADO ITALIANO.

GUSTO 17 (Vía Savona 17, 20144, Milán). Siente el aroma de los limones, redescubre el color de las frambuesas, redescubre el sabor de la almendra, simplemente comiendo un helado. Un auténtico laboratorio del gusto que re descubre sabores auténticos y excelencias del territorio, esos aromas a menudo olvidados. Tienen 16 sabores de helado (desde 2,50 € a 5 €) que se crean todos los días en el laboratorio a la vista.

GELATERIA GIOVA (Corso Indipendenza 20, 20129, Milán). Un local de apenas 3 x 3 metros le bastan a este local para elaborar artesanalmente uno de los mejores helados de Milán. En esta heladería italiana se centran en la calidad del helado, el cual lo elaboran a diario a mano, de ahí que no tengan muchos sabores para elegir. Aquí también probarás la mejor oblea milanesa, super crujiente y hecha con las mejores materias primas.

  • ¿ALGO PARA MERENDAR?

LUINI (Vía Santa Radegonda 16, 20121, Milán). Sin lugar a duda, un sitio de visita obligada si vas a Milán. Situado muy cerca del Duomo, tienen la mejor variedad de “panzerottis” para escoger, tanto fritos como horneados. Es una especie de empanada o pizza frita cuya masa al freírse se infla. No confundir los panzerottis con la calzone, ya que son dos cosas distintas. La innumerable variedad de los panzerottis depende de la creatividad del que los elabora, pero Luini los tenéis rellenos de verduras, frutas o carnes. La típica y la mejor opción para merendar.

Y hasta aquí nuestro post de hoy. Sin duda, Milán es una ciudad para visitar pero también para disfrutar de pequeñas experiencias gastronómicas.

Si quieres aprovecharte para tu viaje de un 5% a la hora de reservar tu seguro, pincha en la imagen de aquí abajo y por ir de nuestra parte podrás beneficiarte de ese descuento.

 

– El equipo de Foodieviajeros –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *