DÍA 4. Los Ángeles

en

Seguimos con nuestro road trip. Este fue nuestro último día en Los Ángeles.

A las 8:30h estábamos de camino hacia Hollywood Boulevard. Esta fue nuestra primera parada del día. Teníamos fichado un parking justo enfrente del Teatro Dolby y antes de llegar encontramos otra entrada por la parte de atrás. Nos costó $20 ALL DAY. Muy recomendable tanto por ubicación como por facilidades de entrar y salir con el coche durante el día las veces que quieras. Aquí os dejamos la ubicación.

Fuimos directos al Teatro Dolby para realizar el tour por el interior. No lo recomendamos bajo ningún concepto. Nos costó $24 cada uno y apenas se puede ver nada. Nos enseñaron el Hall, el teatro desde las butacas y poco más. La visita duró unos 30 minutos aproximadamente.

Aunque salimos muy decepcionados, todo lo que vino después nos encantó y eso compensó todo. Fuimos paseando por todo el Paseo de la Fama, estrella por estrella, parando en las más famosas o aquellas que nos hacía ilusión encontrar. Echamos de menos unas cuantas como la de Julia Robert, pero fue interesante y merece muuucho la pena pasear tranquilamente por allí.

En la misma avenida está el Teatro Chino. No entramos dentro pero en su puerta pudimos ver la zona donde se encuentran las huellas de las manos de muchos artistas famosos como Tom Hanks o Leonardo DiCaprio.

Continuamos paseando hasta el final de Hollywood Boulevard. Aquí os damos dos consejos. En primer lugar, a ambos lados de la calle dirección Oeste podéis encontrar dos de las tiendas de souvenirs más grandes que hemos visto nunca: LALALAND y WONDERLAND, hay todo tipo de cosas a muy buen precio.

Otro de nuestros consejos es que continuéis todo el Paseo de la Fama hasta el final (dirección Oeste también) porque cuando parece que se va a “acabar” la avenida, hay un pequeño monumento y es donde están situadas dos de las estrellas más importantes: The Beatles y Elvis Presley. ¡No os lo podéis perder!

Seguimos nuestra ruta y ya era hora de reponer fuerzas. Hicimos un stop en ‘25 degrees’, una hamburguesería justo enfrente del Teatro Chino, una de las mejores de Los Ángeles. Tomamos dos hamburguesas hechas a nuestro gusto, eligiendo los ingredientes que quisimos. Una media de $22 cada hamburguesa. En total, $70 incluida propina y un entrante. Nos encantó y lo recomendamos 100%.

Después de comer cogimos el coche (después de asegurarnos que podíamos volver a aparcar con el mismo ticket) y nos dirigimos para Beverly Hills. Pensábamos tomar algunas fotos con el famoso cartel de Beverly Hills pero la carretera estaba en obras y no pudimos hacerlo bien.

En cuanto al aparcamiento, encontramos una zona en las calles de alrededor de Rodeo Drive en la que pudimos aparcar en uno de los laterales donde se podía estacionar un máximo de 2 horas (“from 4pm to 6pm”), sin ticket ni nada parecido. Seguimos sin saber cómo controlan este tipo de cosas, pero después de asegurarnos preguntando a gente de la zona, nos fuimos tan tranquilos a continuar con nuestro plan.

Paseamos por Rodeo Drive y visitamos las tiendas más famosas. Realmente este paseo merece la pena si te gusta ver cómo gente de cualquier parte del mundo se acerca a estas tiendas para gastarse cantidades indecentes de dinero en ropa o accesorios de todo tipo. Los precios están mucho más elevados que de costumbre en cualquiera de los comercios que puedas entrar.

Visitamos el Hotel Beverly Wilshire. Es el famoso hotel de la película Pretty Woman donde se aloja Edward (Richard Gere). Lujo y más lujo es lo que se respiraba por esta zona. Tomamos un capuchino en la terraza del hotel por el módico precio de $11 cada café.

Todo estaba casi visto en Beverly Hills, así que cogimos dirección para volver al coche y nos dirigimos a buscar la mansión de Michael Jackson. Impresionante no es sólo ver esta mansión, sino todas las que la rodean. Es una zona bastante controlada y tranquila. Esta es la puerta de la famosa casa donde murió este grande la de la música, y aquí os dejamos la ubicación buena (es tan grande que puedes andar unos cuantos metros sin encontrar la puerta principal).

Después de las fotos de rigor, fuimos a probar las que son las mejores cookies de Los Ángeles. Se trata de la galletería Dissie Rissie. Espectacularmente buenas y con mucha variedad.

Te las puedes comer allí pero nosotros fuimos tomándolas de camino hacia el Hotel Las Palmas. Es otra de las paradas de la película Pretty Woman, donde vive Vivian (Julia Roberts).

Nos dirigimos ya a nuestra penúltima parada del día. Fuimos al Observatorio Griffith para ver atardecer. Sin duda, uno de los grandes atardeceres del viaje hasta ahora.

El sitio es muy bonito y merece la pena visitarlo, si puede ser coincidiendo con la caída del Sol, mejor. Os recomendamos que subáis hasta arriba si vais con coche porque siempre puede haber sitio y si no, siempre estáis a tiempo de bajar. El parking funciona con máquinas por $4/hora. IMPORTANTE: Las máquinas no aceptan pago en metálico, solamente se puede hacer con tarjeta, y sin algo lentas.

Y para terminar, nuestro último stop: volvimos al Paseo de la Fama. Aunque ya lo habíamos recorrido por la mañana, queríamos ver el ambiente nocturno de la zona. A nosotros nos gustó bastante más la experiencia por la mañana, había más gente y un rollo diferente. Como hemos dicho, aprovechamos el ticket del parking que habíamos sacado en nuestra primera visita.

Hasta aquí nuestro último día en Los Ángeles, volvemos en el próximo post con nuestra experiencia en la Ruta 66.

Si quieres aprovecharte para tu viaje de un 5% a la hora de reservar tu seguro, pincha en la imagen de aquí abajo y por ir de nuestra parte podrás beneficiarte de ese descuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *