Gastronomía Mediterránea ‘A pie de playa’

en

Se acercan las vacaciones y como cada año, nos trasladamos a los mejores destinos de playa para probar y valorar su oferta gastronómica.

Nuestra primera parada ha sido en Dehesa de Campoamor, en Orihuela Costa, Alicante. A escasos metros de la playa, el Grupo Tiquismiquis ha abierto el local donde plasmar los mejores platos de la cocina Mediterránea. Bienvenidos a ‘A pie de playa’, un coqueto local decorado en su interior con toques retro y vintage, con una terraza donde podrás disfrutar de unas magníficas brasas y sardinadas de verano.

 

Tuvimos el placer de probar varias de sus mejores tapas, culminando la comida con la especialidad de la casa, el arroz con marisco.

Abrimos boca con una degustación de ali olis, uno de pimiento de piquillo y otro de mostaza, con sabores muy suaves y agradables.

Continuamos con dos platos individuales que nos encantan y que no pueden faltar en verano. El primero de ellos fue un gazpacho de sandía con helado de queso parmesano, cuya receta y combinación de sabores es de lo más original y atrevido, y un salmorejo cordobés con virutas de jamón, huevo de codorniz y aceite de alberquina.

Turno para los clásicos. El que nos conoce, sabe que somos muy de ensaladilla, de croquetas y de buñuelos, tres tapas conocidas por todos y que por nuestra costumbres murcianas no faltan en nuestra mesa, pero esta vez los amigos de ‘A pie de playa’ le han dado una vuelta de tuerca. Primeramente una ensaladilla de merluza y gambas suave, sabrosa y que estaba para chuparse los dedos, servida con un pan caliente de sésamo. Unas croquetas de cocido y mahonesa de morcilla perfectamente elaboradas, y para terminar, un fino buñuelo de bacalao con mahonesa de cítricos.

Ya nos habían hablado de los extraordinarios arroces de este sitio, así que dimos paso a un arroz de marisco pelado con mujol y mahonesa de cítricos, que como podéis apreciar en la imagen, nos dejó sin palabras. Perfectamente alineado y rasurado en la paellera y con todo el sabor a mar. Tienen varias especialidades, como el de costilleja ibérica, de bacalao y coliflor, y el arroz caldoso de bogavante.

Para terminar un excelente menú, degustamos dos postres caseros, una tarta de queso con mango y una crème brûlée que no tenéis que dejar de probar si visitáis ‘A pie de playa’. Ambas de espectacular sabor, cremosidad y perfecta presentación. Dos postres tradicionales pero, sin duda, con grandes toques de personalidad.

Parece que el verano se acaba pero todavía nos quedan muchos días para disfrutar de nuestras playas y los mejores restaurantes. Sin duda, ‘A pie de playa’ nos encantó y prometemos repetir muy pronto. Esperamos que os guste tanto como a nosotros en vuestra próxima visita.

– El Equipo de Foodieviajeros –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *